Monthly Archives: Abril 2014

El camino virtual

Enero de 2010. Cita anual con la feria internacional del turismo en Madrid (FITUR).                                       Se trata de una de las más importantes y valoradas del mundo.

La Xunta de Galicia quería tener un espacio que rompiese con los de ediciones anteriores e ideó un pabellón estupendo en el que estarían representadas todas las ciudades de la Comunidad autónoma como coexpositores. Eso sí, el epicentro de este año era evidentemente el Xacobeo 2010, el Año Santo que se convirtió en la gran estrella no sólo del espacio de Galicia sino de la propia feria…¡Ahí es nada!

1

Coincide con mi etapa de freelance y recibo la propuesta de organizar el espacio “Camino virtual” según la campaña de imagen creada por el gobierno autonómico, siendo igualmente el relaciones públicas del Camino de Santiago por unos días en la capital de España.

El espacio era magnífico, casi 1500 metros cuadrados de stand recubierto de una piel de conchas de vieira en relieve. Primaban los colores claros. De fondo, música en la que predomina la gaita y en el suelo una alfombra que reporta al visitante la sensación de que está pisando un campo de hierba recién cortado y que llama la atención de todos, ya que en el resto de expositores, al menos del pabellón 9, reina la moqueta. También hay cabida para la gastronomía, el turismo de salud y el náutico. Además, un bar de aguas que permite degustar ocho clases diferentes y un bar-degustación con productos típicos gallegos. Incluso un barquillero tradicional de la Ribeira Sacra y un alfarero de Gundivós (Lugo).

2

Disfruté especialmente con el “equipazo” de gente que allí nos congregamos. Cada uno teníamos muy clara nuestra función y la responsabilidad que habíamos adquirido y esa fue la clave para que el engranaje marchase a la perfección. La gran novedad era la posibilidad de realizar una etapa del camino de Santiago en un simulador virtual con un nivel de sensación de realidad verdaderamente atractivo. A continuación llegaba la parte de atrezzo en la que, tras realizar dicha etapa, el visitante podía ataviarse con capa y bastón de peregrino y realizarse una fotografía que se entregaría en 30 segundos de manera gratuíta y con un fondo real del Camino de Santiago. Igualmente se entregaba una cartilla de peregrino virtual sellada junto con la fotografía, lo que aportaba aún más efecto real. De esta parte tan mediática del stand nos encargamos dos personas, ya que hice piña con una excelente profesional que venía también de mi etapa en Iberia.

3

La inauguración fue presidida por S.S.M.M. Don Juan Carlos y Doña Sofía, quienes a su paso por el pabellón tuvieron el detalle de saludarme e interesarse por el simulador virtual. En ese momento se encontraba conmigo en el stand Cari Lapique en calidad de relaciones públicas de la exclusiva agencia de viajes Nuba. Simpática, tremendamente profesional y cercana. Los dos días siguientes estaban reservados para los profesionales del sector y el fin de semana se abrirían las puertas al público en general. Una vez inagurada la feria entendí que aquello prometía tener éxito pues en poco tiempo fueron legión los candidatos a hacer virtualmente un trechito del camino. Me vestí de manera totalmente acorde con el escenario. Pantalones de bolsillos en tono crudo y sudadera verde caza con cuello chimenea  bordada en el pecho con la concha de vieira. Zapatillas de Gore Tex y un pañuelo al cuello en rojo con las conchas como estampado. Para algunas fotografías divertidas opté por atarme el pañuelo a la cabeza a modo de corsario, lo cual dio mucho juego de cara a medios de comunicación,etc…

4

¡Más de 600.000 personas visitaron el espacio!…Largas colas para ser peregrino por unos minutos y realizar una de las dieciocho etapas del camino francés que va desde O Cebreiro hasta Santiago en 3D. El primer día lo dediqué casi en exclusiva a atender personalmente a todos los medios de comunicación acreditados. Pensé que tendría más gancho si los reportajes los hacíamos en el propio simulador. A la mayoría de los periodistas les divirtió la idea. Televisión española, Antena 3, Telecinco, Telemadrid, TVG, televisiones locales de Galicia y de todos los puntos de España  me realizaron entrevistas así como cadenas de radio como RNE, Cope, Cadena Ser, Onda Cero, etc… Yo pensé que serían totales que quizá ni se emitirían o, en todo caso, saldrían en programas específicos a modo de reseña. La sorpresa llegó pasadas las tres de la tarde cuando mi teléfono empezó a tiritar de llamadas para decirme que estaban emitiéndose en los informativos nacionales mis entrevistas. Recuerdo con especial simpatía y afecto el reportaje de Antena 3. ¡¡¡Yo en un telediario!!!…Aún me sorprende. Lo que sí recuerdo es que le daba mucha importancia a los planos a la hora de grabar, a la luz y a cuidar mucho las respuestas para que el mensaje se captase cómo me habían transmitido.

5

Por el simulador pasaron desde presidentes de operadores turísticos hasta folclóricas entaconadas, pasando por niños entusiasmados o jubilados inquietos de los que no se quedan en el sofá frente al televisor dejando pasar los días. Gente de todas las nacionalidades que tuvo la oportunidad de acercarse a Galicia. Yo les explicaba las diferentes etapas del Camino, las posibilidades que encontrarían a su paso por los lugares más significativos y algunas curiosidades que siempre me gusta aportar para darle más atractivo a la experiencia. Tengo anécdotas desde con un guardia civil de Fuerteventura que venía por ocio con sus hijos pequeños (el hombre estaba feliz y me dio su tarjeta para atenderme si viajaba a su tierra) hasta con la siempre locuaz Marujita Díaz, que no atinaba a colocarse las gafas herméticas del simulador entre tanto floripondio y joyerío…por no decir lo que le supuso defenderse en la cinta de caminante con aquellos botines de tacón que no eran para esos menesteres. ¡Gracias Maruja!…por tu arte y tu sentido del humor que aportaron risas al camino.

INAUGURACION OH CABARET

Y en medio de la dinámica prevista, el director del pabellón me informa de que ha surgido una visita no esperada de una serie de socialités y artistas vinculados de alguna manera a Galicia. Van a ver el stand y van a arrastrar a mucha prensa que dará aún más cancha a tan especial edición. Estaba preocupado porque coincidiría con la hora del almuerzo y no había pronóstico al respecto. Quedaba una hora para organizar algo y me ofrecí a echarle un cable. Horas más tarde me dijo que no había sido un cable sino un milagro. No es cierto…¡fue un asunto de reacción rápida y reflejos!

En este FITUR de 2010, por lo que respecta a la gastronomía, destacó el puesto atendido por 18 alumnos del Centro Superior de Hostelería de Galicia, en Santiago. Lo tuve clarísimo…¡ellos serían nuestros aliados!. Me fui directo a tres de ellos y les expuse que necesitaba que me tuviesen listas en una hora empanadas, bandejas de lacón con grelos y tablas de pulpo a feira para unas cincuenta personas. Yo creo que les pareció como un reto divertido porque me chocaron la mano en un “ ¡Al ataque! ”. Acto seguido tiré de los promotores de Ribeiro para regar las improvisadas viandas. Detrás del stand de Castilla La Mancha encontré un rollo de tela de cuadros de Vichy en blanco y rojo que había sobrado de vestir unos paneles.

7

Con seis puertas de contrachapado que estaban agolpadas  en un pasillo del Pabellón 9 de IFEMA y ocho barriles de cerveza vacíos que nos prestó (con compromiso de retorno) un stand vecino, construí una mesa corrida que vestí con aquel rollo de tela. El tiempo corría y no había más recursos. Como centros de mesa opté por una hilera de cubiteras con el emblema de XACOBEO 2010 cuajadas de hielo y botellas de Ribeiro. Unos cuantos alfileres por cortesía del stand de Baleares me sirvieron para hacer un falso dobladillo de aquel mantel tan curioso. Los alumnos de Santiago bordaron su parte y empezaron el desfile de salida de las especialidades que se me habían ocurrido. Cómo no teníamos camareros, cuatro de ellos me hicieron las veces y además con una entrega y una disposición estupendas. Les cambié el delantal y la chaqueta de cocineros por unas sudaderas blancas con el logotipo de la Xunta que la dirección tenía reservadas para regalar a sus allegados. En la cabeza vistieron el pañuelo rojo con el estampado de las conchas de vieira a modo de corsario, cómo yo me lo había puesto en tono de broma para atender a alguno de los medios allí congregados. Corrí a por las tazas de Ribeiro que terminarían de adornar la mesa para los asistentes que comenzaban a llegar. El imprescindible broche dulce lo compuso una exquisita mezcla de daditos de tarta de Santiago con chupitos de crema de orujo. Desde primera hora de la mañana paseaban por los stands una banda de gaitas y tambores que iba a actuar por la tarde para amenizar el espacio. Habían llegado a Madrid a última hora de la mañana y se marcharían por la noche. Me acordé de ellos y fui a su búsqueda. Estaban sentados sobre unas cajas leyendo la colección de folletos que habían ido recopilando mientras hacían tiempo para la actuación. Venían del municipio de Sada (La Coruña), conocido entre otras cosas por su preciosa Ría y por el tan nombrado Pazo de Meirás. Les propuse que se integrasen en el almuerzo y demostrasen lo que era poner sonido de la tierra a la degustación de los productos típicos. ¡Dieron un salto y en marcha!

12

Y de vuelta al simulador, que la cola crecía y había que preparar la llegada de los comensales ya que después del improvisado almuerzo pasarían a realizar su tramo de camino virtual posando ante los medios que les acompañaban. Fernando Romay, Carlos Núñez, Luz Casal, Roberto Verino, Paula Vázquez, Carlos Jean, Silvia Jato o Michel Salgado fueron algunos de los asistentes a tan especial cita con su tierra representada en FITUR.  Guardo un recuerdo especial y afectuoso para el matrimonio formado por Teo Cardalda y María Monsonís (integrantes del exitoso dúo Cómplices) que estuvieron encantadores y divertidos. Son dos españoles gallegos maravillosos y unos cantantes de primera clase. En la historia de la música queda grabada a fuego su mítica canción “Es por ti”. Aunque mi favorita de ellos es  “Los tejados”.           ¡Un temazo!

10

En el transcurso de aquel almuerzo tuve la posibilidad de departir con  el delegado de Onda Cero en Santiago de Compostela, que se encontraba durante toda la feria realizando el programa en directo desde allí y que, al día siguiente, me dio paso en directo para intervenir en las mañanas de Carlos Herrera. Tuve la oportunidad de compartir un espacio del programa para ser portavoz de lo que allí estábamos viviendo. Adoro la radio y la magia que desprenden las ondas hertzianas. Ya apunté en las líneas de presentación de este blog que una de las formas de ir descubriendo aspectos sobre mí sería la de…¡Seguirlo semanalmente!

11

Querer…¡fue poder!

 

¡Hasta pronto!

8 Comentarios

Archivado en Sin categoría

La galardonada prudente (Anecdotario)

El pasado 19 de septiembre se celebró en Madrid el Congreso con motivo del 60 aniversario de la Asociación española de la lucha contra el cáncer (AECC) donde, entre otros galardones, se otorgó la “V de vida” y las ayudas a la investigación oncológica. Asimismo en esta pasada edición se ha inagurado un nuevo premio de fotografía que ha complementado al resto y que va a dar pie a mi relato de hoy.

1

El autor de estas líneas formó parte del equipo de protocolo y organización de asistencia a premiados e invitados VIP. Básicamente disponíamos de una mañana para ensayar y trazar la dinámica que iba a desarrollarse desde primera hora de la tarde.

El Congreso fue inagurado por la Alcaldesa de la capital quien, en su discurso de apertura, no evitó hacer referencia con cierto humor forzado a la reciente y desafortunada plática que había pronunciado escasos días antes en Buenos Aires intentando defender sin éxito la candidatura Madrid 2020.

Serían dos partes del día totalmente diferenciadas.                                                                                                                             La mañana la marcarían los coloquios a cargo de especialistas y afectados por la enfermedad en un ambiente desenfadado y cercano tras el solemne discurso inicial. A esa fase del Congreso asistiría lógicamente su presidenta, la encantadora Isabel Oriol y la consorte de S.A.R. el príncipe Don Felipe en calidad de Presidenta de honor. Se organizó un casi improvisado pasamanos a la entrada del auditorio de Ifema para realizar el saludo pertinente a la representante de la Casa Real. A pie de escalera estábamos el staff de organización y en la puerta esperaban Doña Isabel Oriol y Doña Ana Botella a que llegase el “Real vehículo”. En el pasamanos se encontraban autoridades, invitados especiales al coloquio y miembros de la Junta directiva de la AECC. Comienza pues la mañana con un estupendo maestro de ceremonias como Ramón García, con el que tuve el placer de charlar minutos antes. La tarde se reservaba para la entrega de premios.

Son las 11:30 horas y me retiro a mi cometido…¡Operación ensayo con los premiados! En un espacio entre bastidores estaban convocados los diferentes galardonados que recogerían su correspondiente beca de investigación o premio de manos de la Presidenta de honor. Y,por supuesto, el convocado especial a quién se otorgó el “V de vida”. V DE VIDA

El galardón “V de Vida”es el reconocimiento anual que la AECC otorga a una persona, institución, empresa o asociación perteneciente a cualquier ámbito social (político, empresarial, deportivo, artístico, público, sanitario, etc.) que haya destacado por mejorar la vida de las personas enfermas de cáncer y sus familias. Esta edición, el galardón ha recaído en el Dr. Marcos Gómez, pionero en España y máximo referente de los cuidados paliativos a nivel nacional e internacional. A pesar de los importantes avances médicos de los últimos años, la atención adecuada al enfermo de cáncer sigue representando un importante reto de salud pública. El doctor Marcos Gómez creó y desarrolló en Las Palmas un Servicio de Cuidados Paliativos, en colaboración con la AECC, con un sistema integral de atención para enfermos avanzados, que desde entonces,  ha atendido a miles de enfermos, con una calidad de atención excepcional, un equipo comprometido y competente. El Dr. Marcos Gómez ha sido el médico que ha tenido mayor influencia en el desarrollo de los Cuidados Paliativos en nuestro país, y por ello, la AECC en su 60 aniversario, ha querido reconocer y premiar su labor.

El premiado tenía preparado un discurso profesional y agradecido pero también crítico y directo por las carencias que percibe en la Sanidad española con respecto a esta enfermedad. Fui testigo de cómo la organización pidió mesura a la hora de hacer referencias “alusivas” en los discursos pues estaría presente la Ministra de Sanidad y algunas autoridades adornando el acto. El doctor Gómez me hizo un gesto simpático de complicidad por el que me transmitió que su discurso estaba preparado y no tenía intención de variarlo.

marcos gomez

Doctor Marcos Gómez

Alrededor de veinte personas esperaban conocer su turno de salida al escenario y cómo iba a desarrollarse el acto. Algunos de ellos ya sabían por experiencias anteriores que tendrían asignado un asiento en la zona preferente del auditorio desde donde acceder a la zona de entrega con el saludo correspondiente a la Presidencia. Sólo se trataba de enseñarles previamente la figura que iban a recibir y de ensayar el saludo protocolario. Optamos por simular el acto con unos dobles de cada una de las autoridades. Estaban mayoritariamente tranquilos.

En una esquina de la estancia había una chica de agradable sonrisa un tanto despistada. Era Montse García Sanz, que había venido desde Teruel para recoger el premio especial de fotografía en representación de todos sus compañeros y estaba nerviosa a la vez que orgullosa. Me acerqué a ella para que me contase cómo había llegado hasta allí y para felicitarla. Estuvo expresiva y cercana pero no podía esconder su preocupación por el desconocimiento ante el cómo actuar. Al fin y al cabo ella inaguraba la primera edición del mencionado galardón. Como el resto ya habían ensayado y aseguraban tenerlo todo clarísimo, se trasladaron a la sala VIP habilitada con azafatas y catering cómo zona de espera hasta la hora del almuerzo. Me quedé con Montse y dos personas más que harían de dobles para ensayar y relajar el ambiente. Llevaba papeles, un bolso en la mano, un echarpe en la otra y no se cuantas cosas más…Le dije: “Suelta todo”. Sonrió y se liberó ya que en ese momento me contó que le habían vuelto loca con que si tenía que arrodillarse ante S.A.R., que si no tenía que hacerlo, que si miraba o no a los ojos, que si hablaba o no, que si sonreía o no, que si tal o que si cuál… Incluso una de las premiadas había presumido ante la concurrencia de que ella no iba a arrodillarse ante nadie. Yo no le respondí porque tenía la certeza de que sería la primera en clavar la rodilla en el escenario…¡Por la boca muere el pez! y acerté. La susodicha casi se destroza el menisco en un saludo exagerado y fuera de lugar en aquella tarde de septiembre, ¡ella que no se arrodillaba ante nadie!.

A Montse le expliqué que ni ella ni NADIE  SE  ARRODILLA.  Se trata de una genuflexión como saludo protocolario que denota saber estar y educación.

La genuflexión no es hacia la persona sino hacia la institución que representa la persona. He comprobado en demasiadas ocasiones que damas y caballeros patinan notoriamente en el momento de realizar un saludo protocolario. Parece increíble pero hay ejemplos en autoridades políticas, personajes destacados del mundo de la cultura e incluso miembros recientes de algunas casas reales. Escasean las personas que están a la altura de las circunstancias en momentos cómo el referido.

En el caso de los señores, el saludo implica una leve inclinación de torso y cabeza al compás de un estrechamiento de la mano derecha.

5 RAJOY

El presidente del gobierno saluda al Jefe del Estado en la Pascua Militar

Las señoras deben inclinar la rodilla derecha hasta el punto medio entre la rodilla y el tobillo de la otra pierna, mientras se ofrece igualmente la mano derecha.

2 ISABEL

Isabel Preysler saluda de manera impecable durante una recepción oficial en el Palacio Real

A Montse le pareció estupendo y estuvimos ensayando entre bromas para que ella se relajase. Le enseñé en un plano cuál sería su asiento y el recorrido fácil hasta el escenario y le invité a que dejase en el asiento el bolso de asas, el echarpe que se caía de un hombro y de otro, el sobre con no se cuantos papeles…¡Fuera!…Tú con tu sonrisa y segura de tí misma. Ella decía que nunca se había visto en una situación similar. Por supuesto mirarás a los ojos y tendrás que hablar, entre otras cosas, para dar las gracias por la felicitación que recibirás de Su Alteza de palabra junto con la entrega del premio.

Estaba finalizando la primera fase del día y a punto de comenzar el almuerzo en el salón acristalado de la planta superior. Departí durante un buen rato con la entrañable Laura Valenzuela, siempre implicada y entregada a la causa que le ha afectado a ella por partida doble y a su hija Lara cuando tan sólo contaba con 19 años.                 La consorte del heredero permaneció en una zona junto con algunos miembros de la cúpula de la AECC, si bien es cierto que después se dejó fotografiar con algunos asistentes anónimos de asociaciones locales.

6

Antes de concluir el almuerzo me acerqué a Montse para darle ánimo y decirle que sus compañeros de la Sociedad turolense de fotografía estarían orgullosos de su representación.                                                             Me repetía: “…No se si me saldrá bien…¡Muchas gracias!…”.

Los maestros de ceremonia de la tarde serían la estupenda periodista María Rey y Michi Primo de Rivera, simpático y espontáneo. Lo hicieron de maravilla.

¡Todo el mundo a sus puestos!… Me situé en un extremo del escenario con el ayudante de S.A.R. del Ejército de tierra, quién por cuestiones de seguridad y protocolo es su sombra permanente y quién le pasaría las placas que yo tenía ordenadas por orden de entrega. Estuvo encantador y tremendamente educado, cumpliendo con su labor y trasladando el agradecimiento por la agilidad con que se estaba desarrollando todo. Y llegó el momento de la salida de Montse. Subió decidida y con paso firme. Realizó el saludo protocolario y respondió a Doña Letizia ante su felicitación. Acto seguido tuvo la gentileza de dedicar el premio a todos sus compañeros que se habían quedado en Teruel y en cuyo nombre ella había asistido. Cuando Montse hizo el “paseíllo” de salida por todo el escenario para situarse en el extremo (había sido la última en retirar el premio) yo la esperaba para darle la enhorabuena. Me sonrió satisfecha preguntando: “¿Qué tal he estado?”.

1 MONTSEMontse recoge el premio ante la atenta mirada y el aplauso de Isabel Oriol

La genuflexión no implica sumisión ni rebaja ante nadie. Es importante no confundir términos, conductas y actitudes. Se trata de un formalismo que va dirigido a una institución y nunca hacia la persona que actúa cómo intermediaria. Por supuesto no es obligatoria aunque si no somos partidarios de reconocer el formalismo quizá conviene plantearse si es necesario exponerse a la evidencia innecesaria de pasarlo por alto. Me parece mucho más coherente la actitud de los miembros de formaciones políticas que declinan su asistencia a actos convocados por la Jefatura del Estado por no reconocer su legitimidad, que asistir para salir en la foto dando la nota a través de la ignorancia hacia el comportamiento protocolario.

Montse quiso comportarse cómo requerían las circunstancias y así lo hizo, haciendo caso omiso a los escasos comentarios entre bambalinas que le invitaban a cuestionarse si ella debía someterse al protocolo oficial. Esas mismas lenguas son las que minutos más tarde se daban codazos por salir en la fotografía con la Presidenta de honor como si la vida les fuese en ello. Montse se retiró a su asiento y departió con el resto de los galardonados sin buscar protagonismo cuando la consorte del heredero ya se despedía de manera informal de Abel Matutes, Soledad Becerril, Ana Mato,etc…

En esa misma estancia me encontraba yo despidiéndome del ayudante de la Princesa después de toda una tarde juntos. Me trasladó el agradecimiento de parte de Su Alteza aunque ella misma se acercó a saludarme haciendo alusión al tono verde botella de mi corbata (lo había escogido a propósito por deferencia al color corporativo de la asociación), momento en el cual la cumplimenté como considero que corresponde. No lo hice hacia la persona de Letizia Ortíz sino hacia la Presidencia de honor de la AECC en calidad de Alteza Real.

emoticones : Ilustración que ofrece un Satisfecho Smiley

La prudencia es la madre de las virtudes

 

¡Hasta pronto!

 

 

14 Comentarios

Archivado en Sin categoría

El cocherito Leré

Lo primero que me llamó la atención al cruzar el umbral de la puerta del concesionario de automóviles aquella mañana de invierno fueron las cuatro mesas vacías contiguas con aspecto de haber servido cómo soporte donde cerrar las operaciones para las que un establecimiento de esas características y dimensiones había sido concebido. Acudí tras la llamada telefónica que recibí por parte de Fidel, el gerente desde hacía más de 15 años quien era conocedor de que hacía poco tiempo yo había sido coordinador a nivel nacional de un Road Show para una conocida marca de coches.

LERE 1

Fidel estuvo amable pero su semblante dejaba a entrever la preocupación que le provocaba ver el descenso progresivo de la actividad comercial, lo cuál había ocasionado tener que prescindir de los servicios de cinco empleados en los últimos dieciocho meses. Quería contarme lo que significaba para él aquel lugar y la ilusión con la que llegó cuando se inaguró. Llevaba más de veinte años trabajando para la firma y recordaba cuando el movimiento y la ilusión se apoderaron del concesionario. Fue muy sincero conmigo: “Felipe…estamos Daniel y yo solos cuando hemos llegado a ser siete personas y ahora estamos tirando a duras penas gracias al servicio post-venta de los vehículos en garantía y al taller”. Fidel me explicó que la dirección territorial le estaba presionando literalmente para vender a toda costa y que el lanzamiento de un nuevo modelo quizá sería una oportunidad para levantar el vuelo de alguna manera.

LERE 2

Las empresas ya no demandaban flotas para empleados y los particulares habían dejado de interesarse, en líneas generales, por visitar la exposición de cara a adquirir un nuevo modelo. Volvió a insistirme en que el taller era lo único que se mantenía dentro de los objetivos previsibles y que la política de captación de clientes marcada por la firma a él no le funcionaba. Lo cierto es que era agresiva y excesivamente fría.

Tenía reservado un presupuesto para invertir en productos de merchandising que utilizar como reclamo para dar a conocer el nuevo modelo. Dos días después le propuse organizar un evento especial teniendo en cuenta tres aspectos que consideré importantes a raíz de nuestro reciente encuentro: el presupuesto disponible para material promocional, la base de datos de clientes con vehículos en garantía que acudían a las instalaciones cuando las circunstancias lo requerían y todos los también clientes del taller que confiaban las reparaciones o revisiones de sus coches abonando las correspondientes facturas.

LERE 3

“¿Un evento?”…respondió Fidel…“Yo contacté contigo para saber si podías aportar tu experiencia cómo relaciones públicas en el lanzamiento del nuevo modelo cómo apoyo a la concesión”…aclarándome su intención antes de haberme dejado responder. “Me ofrezco a desplegar mi parte de relaciones públicas para tu establecimiento durante un evento de presentación y prueba del vehículo en cuestión”, respondí cómo alternativa a sus expectativas… La invitación a probar el vehículo a través de llamadas telefónicas comerciales no le había funcionado.

Daniel, el segundo de a bordo, le miraba animado a aceptar la propuesta…seguramente harto de las experiencias anteriores repartiendo llaveros, camisetas y alfombrillas para el ratón del ordenador con el logotipo corporativo. Fidel se interesó por la propuesta y tan sólo me pregunto cuál sería el cometido de ellos al respecto. Le indiqué que se olvidase de la publicidad a los viandantes, de las llamadas comerciales a la desesperada y del concepto de captación que antaño había dado resultados. Ellos deberían centrarse en contactar con los clientes del taller, a quienes les resultaría atractivo aceptar la invitación del emisor de las facturas a cuyo importe hacían frente. De igual manera deberían hacer con los compradores de vehículos que utilizaban el taller a través de la garantía. Estos últimos no pagaban en el taller por el momento pero se iban a sentir especiales por el hecho de ser considerados a una convocatoria lúdica por parte de la marca.

LERE 4

Estaba claro que no iban a vender coches cómo si fuesen palos de escoba pero consideré que el efecto de un evento básico basado en los detalles daría sus frutos de una u otra forma. No tenían nada que perder… y contaban con tiempo más que suficiente para tomar contacto con quienes habíamos acordado. Les traía sin cuidado no contar en esta ocasión con cajas de regalitos en serie que terminan en un cajón o, a lo peor, convertido en trapo de limpieza.

Fue entonces cuando ví por vez primera una amplia sonrisa cargada de ilusión en el rostro de Fidel. Daniel había permanecido todo el tiempo en segundo plano apostando por ello a través de sus tímidos gestos. Una semana más tarde me avisó de que serían setenta personas confirmadas. Habría hombres, mujeres, diferentes edades y…¡un denominador común!…el nuevo modelo.

Miércoles a las siete de la tarde dos semanas después.

Me aprendí las características del vehículo cómo si hubiese sido obra mía y estructuré un encuentro desenfadado que giraría en torno a conocer el coche sin la presión que suele acompañar la presencia de un comercial adosado que suele restar naturalidad al asunto por ambas partes. Por la experiencia previa en este tipo de convocatorias yo sabía que no más de un 25% de los asistentes querrían probarlo en el momento pero la posibilidad había que ofrecerla. Por supuesto Fidel y Daniel dieron por hecho que ellos les acompañarían en la prueba para “venderles la maravillas del automóvil”. Les aconsejé que sería mucho más conveniente que esa labor la realizasen los propios mecánicos del taller, pues eran ya conocidos de todos los asistentes y contaban con la ventaja de no arrastrar el cartelito de vendedor a sus espaldas. Sería una reunión dinámica con los comerciales cómo anfitriones, yo integrado desarrollando la labor de relaciones públicas en entregada interactuación y…¡sorpresa!…

LEON

Vaciamos la exposición de coches dejando solo cuatro versiones del nuevo modelo. El resto de vehículos se trasladaron a la zona de taller hasta el día siguiente.

Los coches permanecerían abiertos totalmente (motor, puertas y maletero). En los maleteros instalé unos cajones de metal forrados de goma y plagados de botellines a punto de hielo de cerveza o agua (dos coches con cerveza y dos con botellas individuales de agua mineral). Autoservicio a gogó… De fondo sonaría música proveniente de los equipos de los cuatro coches a través de sus altavoces. Opté por un sugerente blues que relaja al más estirado del lugar. Quince minutos más tarde comenzaron a salir camareros vestidos con unos monos rojos y zapatillas de deporte que portaban cestos forrados con papel secante y mini chapatas de queso manchego y aceite de oliva, cucuruchos de nachos y bandejas redondas simulando ruedas que contenían dados de una deliciosa empanada de bonito. Ocho mesas altas de apoyo vestidas de negro hasta el suelo eran las camareras estáticas que ofrecían servilletas y unos minicentros a base de llaves inglesas en forma de trípode anudadas por una goma de taller y coronadas por un bouquet de margaritas que monté personalmente aquella mañana.

LERE 6La concurrencia se animó…

Los más amantes del motor se lanzaron a probar los vehículos que habíamos dispuesto a la entrada del concesionario antes de atacar a la cerveza. Casi un 30% de los asistentes lo probaron y, a su regreso, se sumaron a la copita por cortesía de los anfitriones. En la primera hora, quienes no lo probaron preguntaban sobre el vehículo, contaban su experiencia con el coche que poseían en ese momento y se estableció un contacto fluido con Fidel y con Daniel, que tuvieron la oportunidad de resolver dudas y explicar novedades y ventajas..

Yo estuve pendiente de cuidar la imagen y de integrar a todos y cada unos de los asistentes para que pudieran involucrarse al máximo. Todavía me pasmo al recordarme hablando en términos del gremio, potencia, consumos, respuesta en carretera, mientras con un ojo no perdía detalle de que la logística se respetase en todo momento.

En la segunda y última hora el ambiente se animó más aún y esa era mi intención pues de lo que estaba seguro era de que esa misma noche y al día siguiente, todos los allí presentes iban a hablar con sus más cercanos de la experiencia vivida. De esa forma el efecto publicidad habría quedado logrado. Había comenzado el importantísimo fenómeno del boca a boca. Así se lo trasladé a Fidel, que me correspondió con una sonrisa de complicidad y ánimo. Se sintió cómodo e igualmente percibió comodidad entre los convocados. Yo, por ejemplo, en mi labor le comentaba a una señora lo que llevaba gastado en reparaciones en los últimos tres años. Estaba contrariada y, ella misma, se dio cuenta que le era mucho más rentable adquirir un vehículo nuevo.

LERE 7Daniel explicaba a un matrimonio la capacidad del maletero ahora que estaban a la espera de su segundo hijo mientras Fidel explicaba las ventajas de adquirir un “Kilómetro 0”.

Quince minutos antes de las nueve de la noche cada dos camareros salieron del taller sosteniendo una rueda cubierta por una bandeja de acero redonda entre ambos que contenía una damero de chupitos de mousse de chocolate blanco y negro. Este fue el broche a una cita diferente que acercó el concesionario a sus clientes potenciales a través del taller.

LERE 8

Los últimos tres meses habían sido descorazonadores en cuanto a cifras de ventas se refiere. Del nuevo modelo habían vendido dos unidades en noventa días. Me estoy refiriendo a una instalación de casi dos mil metros cuadrados. De entre los asistentes salieron dos ventas, un “Kilómetro 0” y un vecino comerciante que se animó a cambiar su vehículo tras negociar la tasación del suyo y el plan de ayuda de turno que suele haber disponible en estos casos.

Las dos semanas siguientes Fidel y Daniel no pasaron las horas muertas esperando que alguien entrase por la puerta. Aparecía el hermano de unos de aquellos convocados, o un vecino, o el compañero de trabajo,etc… a informarse sobre ese nuevo modelo del que le había hablado alguien que estuvo allí pasando lo que parece que percibió cómo un rato agradable. En los dos meses posteriores al evento vendieron once unidades, pudiendo así salir a flote incluso contratando un nuevo comercial para atender la demanda de información.

LERE 9

Son pequeños logros que no por ello dejan de serlo.

Os envío los mejores deseos para esta Semana Santa y…¡el próximo lunes ya sabéis!…¡Al blog de Chapó!

 

¡Hasta pronto!

 

10 Comentarios

Archivado en Sin categoría

Enrique también llegó…(Anecdotario)

En la presentación que encabeza este recién nacido blog apunto los diferentes temas sobre los que, en principio, escribiré semanalmente. Si la inauguración se lanzó con mi visión particular sobre la figura del anfitrión, el mes de marzo ha contado con artículos relacionados con eventos organizados por quien escribe o con referencias a algunos de mis lugares fetiche o preferencias gastronómicas (véase “Los pasteles del padrino” del pasado 17 de marzo).

El mundo de las relaciones públicas es complejo a la vez que apasionante, pero esto último únicamente para aquellos a quienes les acompaña la vocación. Es un concepto muy difuso y de manera equivocada es frecuente apreciar como se confunde el término restando valor a su importancia.

ENRIQUE 6

La puesta en marcha de las relaciones públicas marca el punto de inflexión entre el fracaso o el éxito de un acontecimiento concreto.Tras unos cuantos años desarrollando mi labor en el mundo de la imagen corporativa, la organización de eventos, el protocolo y las relaciones públicas he vivido diferentes experiencias y todas ellas han quedado en la memoria porque de una u otra forma me han hecho crecer profesionalmente y lo más importante…¡Aprender!

Hoy toca ración de anecdotario…de manera intercalada habrá artículos que pertenecerán a este grupo…¡el de mi anecdotario!, al que espero que la vida me de la oportunidad de seguir aportando contenido interesante.

21 de diciembre de 2005 en el aeropuerto internacional Madrid-Barajas. Yo me encontraba en aquel momento trabajando en un departamento ya desaparecido de la compañía Iberia denominado “Clases Nobles”.Alrededor de las 6:15 horas de la mañana suena el teléfono desde la dirección de RRPP para preguntar por mí. Se trata de un coordinador de servicio que me informa de un imprevisto para el que hay que movilizarse rápido y casi sobre la marcha. En la cabina de clase preferente del vuelo 6124 procedente de Miami viajan Enrique Iglesias y algunos de sus familiares. Aparentemente no me parecía una noticia diferente al resto de las que escuchaba diariamente pero, antes de hablar, preferí seguir escuchando a mi interlocutor para que me explicase qué podía hacer yo al respecto.

ENRIQUE 7

Hacía un par de días que el doctor Iglesias Puga había fallecido repentinamente en Madrid y la noticia ya había saltado por todos los medios de comunicación debido al enorme tirón mediático de esta familia y a la especial simpatía que despertaba el patriarca.

Yo era conocedor del despliegue que se había montado por parte de la familia para viajar a España rápidamente el día 19 (cuando se produjo el fallecimiento) y acompañar así los restos mortales junto a los más cercanos. Curiosamente y de manera totalmente casual, había tenido la oportunidad de coincidir la semana anterior con Ronna Keith (la esposa del doctor) cuando se disponía a realizar los trámites previos para embarcar en el vuelo Madrid-Miami junto a su hijo y una niñera camino de su casa en Jacksonville (Florida), donde tenía previsto reunirse la semana siguiente con su marido para celebrar juntos la Navidad.

JULIO RONNA JAIME

Cuando el día 19 la familia es informada automáticamente piensan en viajar juntos a España en el avión privado de Julio Iglesias pero esto no es posible debido a encontrarse averiado y en reparación, lo cual impide utilizarlo en las siguientes horas. De todos es conocida la popularidad universal del artista español por lo que los medios de todo el  mundo se hacen eco de la noticia y buscan la imagen del ídolo de masas llegando a su país para despedir a su padre.

El cantante delega la organización del viaje en su hermano Carlos pues se ve desbordado por la tristeza y sólo piensa en llegar a Madrid pero se encuentra bloqueado. Carlos Iglesias contacta con Juan José Hidalgo, buen amigo de su hermano, quien pone a disposición de la familia un avión que les traslade en el mismo día a España.

AVION PRIVADO

El avión saldría de Miami con los miembros que en ese momento podían viajar juntos y haría escala en República dominicana para sumar cómo pasajeros a Julio Iglesias, su pareja Miranda y sus hijos pequeños que se encontraban en su residencia de Punta Cana. En el avión viajan los tres hijos del fallecido (Julio, Carlos y el pequeño Jaime) con la mayor parte de la familia de ambos. Igualmente lo hace con ellos la viuda. Por la noche aterrizan en Madrid abatidos. Establecen el cuartel general en unas suites del hotel Villamagna.

Chábeli ya se encontraba en Madrid junto a su marido y su hijo instalada en casa de su madre para celebrar la Navidad. Su hermano Julio ha viajado con la familia a Madrid y también se instala en casa de su madre adelantando un viaje que tenía previsto para un par de días más tarde.

Al día siguiente queda instalado el velatorio de la manera más privada posible. Tan sólo se consiguen imágenes de los familiares más directos entrando y saliendo en los coches.

JULIO PADRE HIJO Y HERMANO

Es una vez más Carlos Iglesias quien atiende brevemente a la prensa para dar las gracias en nombre de toda la familia. Quieren discreción total y lo consiguen. Incluso a última hora accede al recinto en coche y visiblemente afectada su nieta Chábeli acompañada por su madre, Isabel Preysler, que siempre mantuvo una excelente relación con el doctor. No quiere protagonismo alguno, tan sólo dar el pésame al padre de sus hijos mayores y apoyar a un Julio Iglesias hundido. No hay declaraciones ni posados que rompan la prudencia que todos han adoptado al respecto.

isabel preysler

Después de un día entero de reconocer caras a través de las ventanillas de los coches, la prensa se pregunta…¿Dónde esta Enrique?.

Y comienza a difundirse la noticia rápidamente de que el nieto artista no ha viajado a España. No es cierto, Enrique viajó en cuánto pudo y aquí empieza una de mis anécdotas con los Iglesias.

Me había quedado en el momento en que recibo la llamada. Me informan de que debo dirigirme a la llegada del avión para recibir al mencionado pasajero y sus acompañantes. Son el resto de miembros de la familia que, por diferentes motivos, no se encontraban en Miami en el momento en que partió el vuelo de urgencia un par de días antes.

La historia es que el avión de Juan José Hidalgo se encuentra preparado en el aeropuerto de Madrid-Barajas con toda la familia a bordo para volar hacia Málaga donde juntos permanecerían reunidos en la casa que el cantante tiene en Ojén los días de la Navidad. Tengo que esperar y recibirles en el avión de Iberia, realizar los trámites de entrada en España y estar en permanente contacto con un miembro del departamento de relaciones públicas de Air Europa, que pondrá a nuestra disposición un vehículo para trasladarnos hacia el avión del Sr. Hidalgo donde Enrique se reunirá con su padre y demás familia. El tiempo apremia y todo tiene que ser fluido. Me vestiré con una sonrisa amable ante una situación de duelo familiar. Consideré que la cercanía, la colaboración y la empatía serían mis buenos aliados.

ENRIQUE IGLESIAS

Únicamente me dan un dato más : “Antes de marcharte al avión habla con un señor que la Policía del aeropuerto va a indicarte”. Así lo hice. Se trataba de Jesús, un miembro de la Policía Nacional al que habían dejado acceder al área restringida por tratarse del escolta que durante tantos y tantos años acompañó a Julio Iglesias Puga desde su liberación tras haber sido secuestrado en Madrid y encerrado por ETA en la localidad de Trasmoz (Zaragoza) en diciembre de 1981. LLegó a ser un confidente fiel y cercano.  Jesús estaba emocionado y muy triste y sólo quería abrazar a Enrique. Le conocía desde que era un niño y guardaba recuerdos de muchas vivencias. El año anterior el autor de estas líneas había leído “Voluntad de hierro”, la biografía del doctor. Un libro muy interesante por dar a conocer los aspectos más desconocidos de quién parecía saberse todo. No es un libro cualquiera.

Permanecí con Jesús los momentos previos a que el vuelo tomase tierra. Estuvo encantador y le noté muy afectado. Quería al doctor. Me habló de los nietos cuando eran pequeños, de la generosidad de Don Julio, de su vinculación lógica con la familia y de su predilección por Enrique. Decía que había sido muy travieso y que quería estar con él aunque sólo fuese un instante. Jesús me pareció un hombre fiel y entrañable. Me avisan por emisora interna de que el avión está a punto de tomar tierra.Hay un coche preparado para llevarme a pista. Es primerísima hora de una fría mañana cuyo viento casi me corta la cara. La tripulación les avisa de que un representante de la aerolínea espera a pie de avión sin utilizar el nombre de Enrique por respeto a la privacidad.

AVISO TRIPULACION

Me dispongo a saludar y recibir a Enrique Iglesias que viene acompañado por sus dos de sus primos (Marta y Carlos Iglesias) y Elvira Olivares “La Seño”, una mujer completamente entregada a la familia y en especial a él.

Enrique estuvo educado, agradecido por mi atención como representante de la compañía a su disposición y curioso por saber cómo iba a ser la dinámica hasta reunirse con su padre en el otro avión. Le informé de que necesitaba los pasaportes de todos, de que yo les acompañaría a pasar el control pertinente de entrada a España, retirada de equipajes y contacto con otra persona que facilitaría el traslado de nuevo por pista. Íbamos con la hora pegada y tras el saludo inicial nos dirigimos a la zona de control de pasaportes. Allí estaba esperando Jesús que, emocionado, abrazó a Enrique y a “La Seño” a quienes conocía desde hacía más de treinta años.

Pasados los trámites policiales Jesús me pidió si podía permanecer con nosotros mientras nos llegaba el arsenal de equipaje que traían. Enrique Iglesias estuvo natural, sencillo en el trato, nada “estrella”, cercano, educadísimo, aunque se notaba que estaba cansado y tenso por el momento que estaba pasando la familia. Recuerdo que se sentó sobre su equipaje de mano y Jesús consiguió arrancarle alguna que otra sonrisa recordándole travesuras de cuando era pequeño. Se despidieron en cuanto el servicio de equipajes nos facilitó las piezas que venían en bodega y pude apreciar la emoción en el abrazo y en los ojos de Jesús.

Acto seguido hablé por emisora interna para dirigirme hacia la zona dónde nos esperaba la última parte de la misión…¡el traslado al reencuentro!…Cumplido mi cometido recuerdo un afectuoso agradecimiento y total cordialidad

AVION JULIO IGLESIAS

Esa misma noche los medios de comunicación continuaban cacareando a voz en grito que Enrique Iglesias no había podido reunirse con su familia tras el fallecimiento de su abuelo.

Hoy, más de ocho años después, relato los hechos tal cómo sucedieron.

Enrique también llegó…

 

¡Hasta pronto!

 

10 Comentarios

Archivado en Sin categoría